You’re viewing a version of this story optimized for slow connections. To see the full story click here.

Bienvenidos refugiados

Ayudando a los ayudantes

Story by United Nations Development Programme December 9th, 2016

Hay más personas en tránsito -244 millones- que en ningún otro momento desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Alrededor de 65 millones han sido forzosamente desplazadas, 40.8 millones dentro de sus propios países, 21 millones de refugiados y 3 millones solicitantes de asilo.

El número total de personas que experimentan esta situación ha aumentado, como también lo ha hecho la duración promedio del desplazamiento: más del 80% de las crisis de refugiados dura 10 años o más; dos de cada cinco duran 20 años o más. Las comunidades que albergan a los refugiados y personas desplazadas internamente (PDI) se encuentran, por lo general, en países que ya de por sí tenían pocas oportunidades económicas y acceso limitado a servicios de salud y educación. Por ello, muchas veces, los grandes flujos de refugiados derivan en tensiones sociales.

Foto: PNUD Jordania

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) brinda soporte a las comunidades de acogida al crear oportunidades de desarrollo económico, protegiendo los derechos humanos, distribuyendo servicios básicos y fortaleciendo la gobernabilidad migratoria. Conoce cómo estamos apoyando a Turquía, Pakistán, Líbano, Etiopía, Jordania, Kenia y Uganda, que se encuentran entre los 10 países que más refugiados han albergado, y otras comunidades en la siguiente historia:

Turquía

Turquía alberga el mayor número de personas refugiadas en el mundo, lo que incluye a 2.7 millones de sirios y sirias. Alrededor de 90% de ellos viven en comunidades de albergue, lo que está afectando los mercados locales y poniendo presión adicional a la provisión de servicios básicos. El sudeste de Turquía tendría que crear 260,000 nuevos puestos de trabaja a 2018 para mantener tasas de desempleo bajas.

El PNUD trabaja para logra run ambiente favorable que brinde oportunidades a los refugiados sirios y las comunidades que los albergan. A través del fortalecimiento de capacidades de miles de personas sirias y turcas, se esperan que 4800 hombres y mujeres mejoren sus condiciones de vida en los primeros 18 meses. Además, el PNUD ya ha establecido centros de entrenamiento vocacional, con el objetivo de formar técnicamente a 2000 personas sirias para ingresar a la industria agrícola o el sector de servicios.

Foto: PNUD Turquía

Pakistán

Pakistán alberga a 2.5 millones de refugiados y personas desplazadas temporalmente de Afganistán, especialmente de las Zonas Tribales Administradas Federalmente (FATA, por sus siglas en inglés). Solo 30% vive en campamentos, el resto ha sido relocalizado en asentamientos urbanos.

El PNUD está contribuyendo a fortalecer sus medios de vida y construir infraestructura, mejorar la cohesión entre refugiados y comunidades de albergue, facilitar el desarrollo de capacidades y reanudar la provisión de servicios básicos. Este apoyo busca mejorar las condiciones de vida para los refugiados afganos y sus anfitriones, lo que incluye la creación del equivalente a 20,000 días de trabajo a través de su programa “Cash-for-work”. EN 2015, más de 56,000 se beneficiaron de los proyectos de infraestructura en 323 comunidades, mientras 233 escuelas y 21 centros de salud fueron rehabilitados, impactando positivamente la vida de 38,000 personas.

Foto: PNUD Pakistán

LÍBANO

Las comunidades de acogida y las personas refugiadas compiten constantemente por los escasos recursos, los puestos de trabajo y el acceso a servicios básicos. En Líbano, el país con mayor número de refugiados por persona en el mundo, el PNUD no busca solo incrementar las oportunidades de empleo para las comunidades vulnerables, sino también mejorar las relaciones entre las comunidades locales y las personas refugiadas.

Para incrementar la estabilidad social, el Gobierno Alemán financió la implementación de una cancha de fútbol, para que equipos como los de la fotografía de abajo, compuesta por refugiados sirios y jóvenes libaneses puedan practicar juntos y mejorar sus habilidades. Hasta el momento, el trabajo del PNUD en Líbano ha brindado soporte a 120 comunidades vulnerables y alcanzado a más de 1.4 millones de personas, aproximadamente ¾ libaneses y el resto, sirias.

20160822-Refugees_Lebanon.jpg

Etiopía

En 2015, la ONU en Etiopía reunió a refugiados y comunidades de albergue en una carrera de 5 kilómetros por los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Esta se realizó en la región Gambela, que acoge a 270,000 refugiados de Sudán del Sur. Actualmente, Etiopía brinda refugio a 270,000 personas de diferentes países, como Sudán del Sur, Sudán, Somalia, Eritrea y Yemen. Con el soporte financiero de Japón, el PNUD está impulsando actividades que permiten generar y restaurar los medios de vida para las comunidades de albergue en la región; además, está fortaleciendo los mecanismos de construcción de la paz, lo que incluye un sistema local de alerta temprana, la organización de diálogos por la paz y el fortalecimiento de capacidades en prevención de conflictos de líderes religiosos y tradicionales, así como autoridades locales, para asegurar una coexistencia pacífica en Gambela.

Foto: Nardos Mengesha/PNUD Etiopía

Jordania

Desde 2011, cerca de 700,000 refugiados han llegado al país, la mayoría asentados en campamentos alrededor de todo el país. Esto ha influido en la escasez de empleo para las comunidades de albergue, así como una mayor presión sobre los servicios de electricidad, educación, salud, saneamiento y gestión de residuos sólidos. Con una tasa de desempleo juvenil que supera el 30% y solo un 15% de mujeres participando en la economía, Jordania ya enfrentaba grandes retos antes de la llegada de los refugiados. El PNUD está contribuyendo a la construcción de resiliencia a través del fortalecimiento de medios de vida y la mejora de los sistemas de distribución de servicios básicos.

La joven costurera de la siguiente fotografía es una de las 450 jóvenes vulnerables que ha podido obtener nuevas habilidades y oportunidades de ingreso a través de uno de los proyectos del PNUD. 83% de las personas que participaron éste lograron obtener un trabajo, y el 72% está compuesto de mujeres jóvenes.

20140205-Refugees Jordan.jpg

Kenia

Kenia alberga más de 360,000 refugiados de diferentes países vecinos. Ellos y ellas se encuentran en dos campamentos: Kakuma en el noroeste y Dadaab en el noreste. A pesar de que muchas de las necesidades de las personas refugiadas son cubiertas a través de asistencia internacional, la diferencia es cubierta con recursos que comparten con las comunidades locales, lo que ha generado conflictos por el agua, los pastizales, la leña, los vegetales y las oportunidades económicas.

A través del soporte para iniciar y fortalecer pequeños negocios, el PNUD y otras agencias ONU han mejorado los medios de vida de las comunidades en el norte de Kenia; además, junto al Gobierno Nacional, la ONU ha incrementado el acceso al trabajo, y a servicios como agua y educación en la región. Desde que inició el programa en 2007, 18 mil personas que viven fuera de los campamentos han incrementado su acceso al agua a través de nuevos pozos y otros sistemas de recolección y almacenamiento. Además, 15 mil personas han sido provistas de herramientas y semillas para poder desarrollar agricultura ajustada a las condiciones áridas del país.

Foto: James Ochweri/PNUD Kenia

Uganda

Uganda ha significado un refugio seguro para miles de personas durante las últimas cuatro décadas. Gracias a las políticas progresivas del país en materia de refugiados, las familias que llegan al país son asignadas tierras, como una forma de fomentar su independencia. El PNUD brinda soporte a las comunidades de albergue y personas refugiadas para mejorar sus medios de vida, fortalecer sus capacidades y asegurar una coexistencia pacífica a través del diálogo y la provisión de seguridad.

Foto: PNUD Uganda

Sudán

Debido a su ubicación en la intersección de las constantemente cambiantes rutas de migrantes a lo largo del Cuerno de África, Sudán se ha convertido en el refugio de 3.2 millones de personas. Los recursos existentes son usualmente insuficientes para cubrir las necesidades básicas de las comunidades de albergue, migrantes y refugiados. Una importante parte de la población debe convivir entre la pobreza, el acceso limitado a servicios básicos, la falta de empleo y las constantes sequías, exacerbadas por el Fenómeno del niño y vinculadas a la inseguridad alimentaria.

A través de una iniciativa del PNUD para incrementar la cohesión social e impulsar el empoderamiento económico, más de 20 mil personas desplazadas internamente, así como la comunidad de albergue en estado de Blue Nile, desarrollarán nuevas medidas para generar ingresos, como la producción de quesos. Los y las participantes ganan valiosas habilidad y oportunidades económicas; previniendo el desempleo, la migración y la captación por parte de grupos extremistas.

Foto: PNUD Sudán

Iraq

En Iraq, 3 millones de personas desplazadas internamente han tenido que dejar sus hogares en el centro y norte del país, causando serias repercusiones económicas. El precio de los commodities en las áreas urbanas ha aumentado hasta en 30%, y la competencia por empleo ha incrementado notablemente.

El PNUD y sus contrapartes están trabajando para incrementar la resiliencia de las comunidades afectadas por el flujo de migrantes. Esto significa expandir la cobertura de los servicios públicos, brindar soporte legal a las refugiadas sirias, y promover la cohesión entre refugiados, comunidades de albergue y personas desplazadas internamente.

En áreas que han sido liberadas del Estado Islámico, el PNUD ha ayudado a facilitar las condiciones para que las familias desplazadas puedan regresar. Esto incluye brindar soporte a microempresarias como Fawziyah, en la foto de abajo, quien cría abejas en su jardín para ganar el dinero que su familia necesita.

Foto: Andrea DiCenzo / PNUD

afganistán

Afganistán alberga a cerca de 1.3 millones de refugiados y personas desplazadas internamente; mientras que solo en 2015, 2.7 millones de personas huyeron del país, lo que hace del país la segunda fuente de refugiados más grande del planeta, luego de Siria. El PNUD está ayudando al país a enfrentar las causas de la migración, construyendo instituciones más fuertes, protegiendo el medio ambiente y creando oportunidades económicas para las comunidades que de otra forma no tendría una forma de proveer un futuro para sus hijos e hijas.

Junto al Gobierno de Australia, el PNUD está creando oportunidades económicas en Alice Ghan, un campamento para personas desplazadas internamente a una hora en carro de Kabul. Para diciembre, habrá nuevas cocinas, inodoros y 95 muros que proveerán seguridad y privacidad. Más de 100 mujeres han recibido capacitación en el desarrollo de artesanías y otras habilidades.

Foto: PNUD Afganistán
Footnote: Editado por Silke von Brockhausen, Adam Cathro, Freya Morales | Con las contribuciones de Omer Kavuk, Fatimah Inayet, Manal Sultan, Karim Elkorany, Mona El-Yassir, Hoda ElNahlawy