You’re viewing a version of this story optimized for slow connections. To see the full story click here.

ROMPIENDO EL SILENCIO

El PNUD acompaña a las víctimas de la violencia sexual en el marco del conflicto armado en Colombia

Story by United Nations Development Programme December 23rd, 2016
exposure cover es 20.png
"Rompiendo mi silencio, he logrado que muchas personas hablen. Estoy convencido de que una voz libera a miles." - Víctor Manuel Cortez Rodríguez.

La noticia del nuevo acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC el pasado 24 de noviembre dio la vuelta al mundo. Después de 55 años de conflicto armado en Colombia, que se ha cobrado la vida de 600.000 personas, y en el que cuatro de cada cinco víctimas han sido civiles, la paz está más cerca que nunca.

El pueblo colombiano puede por fin comenzar a curar sus heridas, entre otros, con el comprometido apoyo de las Naciones Unidas y el PNUD que están involucrados directamente en el proceso de paz en Colombia en diversos ámbitos, entre otros, apoyando a las víctimas del conflicto armado en Colombia a reconstruir sus vidas con dignidad. Pero para muchos colombianos las heridas siguen abiertas mucho tiempo después de alcanzarse un acuerdo de paz. Este es el caso de las víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado que conocerás en breve y que han dado muestras de un gran valor al romper el silencio y denunciar este crimen.


Grafitti a favor de la paz en las calles de Bogotá.

Colombia es el segundo país del mundo, después de Siria, con el mayor número de desplazados internos, 6,3 millones y 6,6 millones respectivamente según un informe publicado por la Comisión Europea en junio 2016 sobre desplazamiento forzosos, refugiados y desplazados internos.

En los conflictos armados por el mundo, la población civil es muy vulnerable a las violaciones de derechos humanos. Y en este sentido el Fondo de Justicia Transicional del PNUD, está echando luz sobre uno de los delitos más atroces que se comenten de forma sistemática en los conflictos armados por el mundo entero: la violencia sexual, que es usada como arma de guerra.

Víctima de violencia sexual, Olga (dcha.) de 47 años escucha el discurso del presidente Santos el 12 de nov. sobre el nuevo acuerdo de paz.
12 de nov. Plaza Bolivar - Colombianos celebran el nuevo acuerdo de paz alcanzado en Cuba entre las FARC y el gobierno colombiano.
12 de nov. Plaza Bolivar - Colombianos celebran el nuevo acuerdo de paz alcanzado en Cuba entre las FARC y el gobierno colombiano.
12 nov. Plaza Bolivar - Colombians celebrate the new peace agreement that was reached in Cuba between FARC and the Colombian government.
12 de nov. Plaza Bolivar - Colombianos celebran el nuevo acuerdo de paz alcanzado en Cuba entre las FARC y el gobierno colombiano.

Aunque no existen datos oficiales precisos, se estima que durante la primera década del siglo XXI unos 500.000 habitantes en regiones con presencia de actores armados han sido víctimas de violencia sexual en Colombia. Es fundamental romper el silencio de este atroz crimen.

A través del programa de Justicia Transicional, y de manera conjunta con el Ministerio de Justicia y del Derecho, la Fiscalía General de la Nación y la UARIV, el PNUD ha venido trabajando con la “Fundación Círculos de Estudios” y la estrategia "El Derecho de Voz", para apoyar el proceso de restitución de los derechos de las mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto del conflicto armado colombiano. A los participantes se les facilitan rutas de acceso a salud, protección, atención psicosocial y jurídica entre otras formas de reparación integral.

22 nov. 2016 Bogotá - Víctor Manuel  Cortez Rodríguez de 29 años se identifica a si mismo como trans-masculino, y como un hombre feminista.

VíCTOR MANUEL CORTEZ RODRíGUEZ

"Soy víctima de violencia sexual, desplazamiento forzado, desaparición forzada, y tortura. Mira todas estas cicatrices que tengo en el cuerpo me las hicieron durante la violencia sexual", relata Víctor de 29 años, que se define a sí mismo como trans-masculino y como un hombre feminista.

Hace nueve años, Víctor perdió su virginidad de la forma más violenta que uno puede imaginar cuando "unos tipos", que se identificaron como miembros de la guerrilla, entraron a su casa. Uno de ellos estaba obsesionado con Víctor y le dijo que sería suyo por las buenas o por las malas.

Victor Manuel durante su entrevista en la sede del PNUD (fotograma del video).
Globos en el "Campamento por la Paz" en la plaza Bolivar.
12 Nov. 2016 , Bogota - "Milonga por la Paz" en la Plaza Bolivar.

"Intenté defenderme, pero él tenía armas", dice Víctor que relata cómo durante todo el ataque su agresor le decía cosas como, que lo volvería mujer, que no era un hombre por no tener pene, que las mujeres servían para eso y que, por tanto, iba a hacer con él lo que le diera la gana.

Víctor está convencido de que fue atacado por el liderazgo que ejercía en su barrio en Tumaco (Nariño), por su identidad de género y por su orientación sexual.

No. 2016  - Grafiti misógino en el barrio de la Candelaria, Bogota.

A parte del trauma, de sentir que le habían destrozado el alma y de verse sumido en una profunda depresión, Víctor también tuvo que enfrentar el hecho de que había quedado embarazado como consecuencias de la violencia sexual.




“En ese momento, lo único que quería era morirme, y de hecho intenté quitarme la vida, porque quería morirme con el niño. Hoy es el amor de mi vida. No sé qué sería mi vida sin ese niño”, recuerda Víctor.

Fue durísimo aceptar la situación, primero porque nunca estuvo en sus planes tener hijos, y segundo porque este embarazo le había sido impuesto a la fuerza. Pero con el apoyo de su familia y del programa de acompañamiento de Círculos, Víctor, ha podido avanzar en la vida.

Paloma sobre vuela la Plaza Bolivar en la capital colombiana.
"Yo puedo decir con seguridad que mi proceso de resiliencia se lo debo a Círculos, porque es un acompañamiento psicosocial constante. Y no solo eso, también acompañan a las víctimas a nivel jurídico, y nos empoderan", dice Víctor.

Víctor ya no se ve a sí mismo como víctima, sino como un superviviente de violencia sexual. Resalta que uno de los aspectos mas valiosos del programa, es que después de un tiempo, las víctimas son capacitadas para poder ayudar a otras víctimas a romper el silencio. Actualmente Victor trabaja como gestor de la población LGTBI y está ayudando a formar más víctimas en el programa de Círculos para que a su vez puedan ayudar a otras. Se siente muy feliz de poder ayudar a tantas personas que lo miran como un ejemplo a seguir.

25 Nov. 2016 Bogota - Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Sonia y marta

Marta y Sonia son mujeres defensoras de derechos humanos. Comparten una historia fuertemente marcada por la violencia desmedida de la guerra en sus territorios, Chocó y Cesar respectivamente, donde ambas fueron víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado (por motivos de seguridad Marta y Sonia son nombres ficticios).

Marta era registradora municipal, y quedó encargada de las elecciones locales de 2007 después de que el registrador fuera amenazado de muerte. Jugó un rol importante al impedir la manipulación electoral que pretendía que grupos guerrilleros llegaran al poder. A partir de entonces, inició una persecución en su contra, que la obligó a abandonar de su tierra. Fue una de las múltiples mujeres víctimas de violencia sexual durante las tomas guerrilleras y paramilitares.




Al llegar a Bogotá la situación se me volvió un caos trágico. Pensaba todo el tiempo en mi familia, pues era yo quien velaba por mis hermanos y mis hijos. Me la pasaba llorando entre cuatro paredes,” cuenta Marta.
Sonia y Marta son defensoras de derechos humanos comprometidas a luchar por los derechos de las víctimas de violencia sexual .
Fue algo muy fuerte para mí porque me tocó dejar mis hijos, mi esposo, mi padre y todo lo que había construido, mi tierra y mi casa,” relata Sonia entre lágrimas.

Sonia, enfermera, defensora de los derechos de las mujeres y víctima de desnudez forzada, lideró que se rompiera el silencio sobre la violencia sexual en Cesar. En las denuncias y declaraciones que ponían de manifiesto que en el Cesar no solamente se quitaban tierras y asesinaban personas, sino que tanto paramilitares como guerrilla ejercían diversas violencias en contra de las mujeres, éstas comenzaron a identificar a los perpetradores de los crímenes. A raíz de ello, la amenazaron y obligaron a salir del Cesar.

La ruta que transitan las víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto es larga y tortuosa. Para Marta y Sonia, las violaciones han sido múltiples: como mujeres cuyos cuerpos fueron transformados en campo de batalla; como mujeres rurales de unos de los territorios más golpeados por el conflicto y afectados por el despojo y la pobreza; como activistas de derechos humanos amenazadas y perseguidas; como mujeres afrocolombianas discriminadas, y como mujeres violadas, estigmatizadas y revictimizadas.




“El desplazamiento y las amenazas me motivan a luchar aun más,” expresa Sonia, Fundadora de la asociación Mujeres Víctimas Emprendedoras.

Al hablar del proceso de empoderamiento personal y colectiva, Marta añade que los obstáculos que enfrentan, siempre han acabado transformándose en avances. A pesar del dolor, sus espíritus nunca han sido quebrantados y han trabajado incansablemente para que sus testimonios fortalezcan a otras mujeres, para no sentirse solas, y para a su vez romper el silencio.

Sonia y Martha durante la video entrevista realizada en las oficinas del PNUD por motivos de seguridad.
Hemos protegido la identidad de Sonia y Marta debido a las amenazas de muerte de las que son objeto.
“Decidí perdonar -relata Sonia- hace mucho tiempo decidí sacar ese rencor y odio de mi. La asociación de mujeres me motivó a salir adelante”. “La revictimización nos ha unido, pues a muchas nos han negado beneficios. Somos muchas en la lucha,” agrega Marta.

Ambas han conformado y fortalecido redes de mujeres víctimas de abuso y apoyan procesos en los que las mujeres son, más allá de víctimas de violencia sexual, emprendedoras y agentes de la transformación social con la que sueñan para Colombia.

En el marco del programa de justicia transicional, el PNUD ha venido trabajando con la Fundación Círculo de Estudios en la ruta de derechos, en materia de prevención y protección del delito de violencia sexual. Los espacios que propicia la Fundación Círculos han sido puntos de encuentro fundamentales para que personas como Sonia y Marta conozcan situaciones similares como víctimas de estos hechos.

25 Nov. 2016 Bogota - Mujer con cartel durante la marcha del Dia Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La metodología implementada en el programa promueve la recuperación emocional de los supervivientes de violencia sexual, así como la información de sus derechos y facilitar el acceso a la justicia y la reparación.

La estrategia denominada El Derecho de Vos(z) busca incidir en políticas públicas orientadas a la transformación de las condiciones de vida de las víctimas de violencia sexual en el marco del conflicto armado y de los compromisos internacionales derivados del derecho internacional humanitario, como la Resolución 1325 y 1820, entre otras, para la reivindicación de sus derechos.

Para la especialista del PNUD en Derechos de las Víctimas y Acceso a la Justicia en el Área de Paz, Desarrollo y Reconciliación, Esperanza González, romper el silencio es un paso fundamental en el proceso curativo de las víctimas y para aquellos que desean ser reconocidos oficialmente como víctimas en el Registro Único de Víctimas, para ser indemnizadas.

24 Nov. 2016 - Esperanza González, especialista en derechos Humanos del PNUD Colombia.
Nov. 2016 - Grafiti en una calle del barrio de la Candelaria, Bogota.



Al mismo tiempo es un acto importante de generosidad porque a nivel colectivo, las víctimas de estos crímenes pueden verse reflejadas en otras víctimas apoyándose unas a otras para denunciar todos los actos de violencia relacionados con este delito".

Según Esperanza González 13.598 casos de violencia sexual han sido registrados en el Registro Único de Víctimas en febrero de 2016. De estas víctimas 12.182 son mujeres (90% de los casos); 1067 son hombres; y 71 son personas con orientación sexual o identidad de género diversa. Persiste, sin embargo, el subregistro de los casos como resultado de la invisibilización de la violencia sexual, y del estigma y la exclusión social que conlleva para la víctima. esto lo confirma Esperanza que subraya que estos números no reflejan la gravedad ni el volumen real del crimen, ni los patrones sistemáticos que los grupos armados han utilizado.

Hasta la fecha, el PNUD ha documentado los casos de 1600 víctimas de violencia sexual en el contexto de un conflicto armado. De ellas, 530 han declarado ante el Registro Único de Víctimas.

25 Nov. 2016 Bogota - Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
25 Nov. 2016 Bogota - Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.
25 Nov. Bogota - Concierto de Rebeca Lane, rapera-feminista de Guatemala, Día Internacional para Eliminación de la Violencia contra la Mujer
"Damos confianza a aquellos que aun no han hablado. La formación y el apoyo que ofrecen los círculos han sido fundamentales para hablar sobre la violencia sexual, para promover los derechos de las víctimas, prestar declaraciones ante UARIV y para dar un impulso a sus procesos de empoderamiento y curación", explica Marta.

Sonia agrega que necesitan recursos y apoyo de instituciones como el PNUD y la Fundación Círculos de Estudios para llegar a más víctimas. Ella cree firmemente que tienen futuro si continúan alzando sus voces y motivando a la población y a las mujeres.

El Fondo de Justicia de Transición del PNUD es un esfuerzo conjunto entre las instituciones colombianas y la cooperación internacional para promover los procesos de verdad, justicia, indemnización y garantías de no repetición de las víctimas del conflicto armado. Entre sus logros cabe destacar que ha promovido la restitución de derechos a la justicia y la reparación de 462 mujeres víctimas de la violencia sexual en siete departamentos durante julio de 2015 y de 2016; ha impulsado el acceso a la reparación integral de 435 víctimas de violencia sexual, incluyendo personas con orientaciones sexuales e identidades de géneros diversas; ha diseñado e implementado formaciones para funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar sobre protección integral de niños y adolescentes víctimas de violencia sexual en conflicto armado; ha capacitado funcionarios del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses sobre como abordar los casos de violencia sexual.

12 Nov. 2016  - Hombre indígena emocionado durante evento por la paz en la Plaza Bolivar.
Footnote: Texto: Freya Morales y Carmen Morales Hernandez // Fotos: © PNUD Colombia / Freya Morales
Bogota